Emi Gago

Home  /  Conciertos  /  Current Page

Dicen que el veneno se guarda en frascos pequeños, pero también lo hace el más exquisito de los perfumes. Es necesario tener fragancia mezclada con las dosis adecuadas de veneno para interpretar rock, blues, heavy metal o pop con la autenticidad que lo hace Emi Gago, cantante nacida en Madrid el 25 de enero de 1974. Al igual que el whisky envejece y mejora en los mejores barriles, su técnica se ha ido puliendo, su voz destilando y su interpretación de de los temas se ha ido curtiendo en los escenarios, pubs, tabernas y estudios de grabación más variopintos, incluidas las orquestas que tanto denigran otros músicos pero que ella destaca agradecida porque le sirvieron para descubrir la versatilidad vocal que, a día de hoy, la caracteriza. En todos ellos ha derramado gotas de arte y, sobre todo, de entrega y sentimiento desde que aprendió de forma autodidacta a tocar la guitarra, su leal compañera de fatigas y composiciones.

Tras un paso fugaz por un grupo de cuatro voces femeninas, el veneno del rock la llevó a interpretar versiones de Led Zeppelin, Iron Maiden, o la propia Janis en un grupo en el que ella aportaba su voz (y las letras a las composiciones propias) siempre con el infatigable espíritu de lucha de la cantante tejana, hasta que consiguió forjarse una personalidad propia, original, como vocalista y guitarrista versionando todo tipo de clásicos, y como compositora de sus propias canciones. Emprendió el proyecto “Versus Aker” en compañía de una arpista que a punto estuvo de fructificar en un contrato discográfico, pero el dúo se rompió y Emily pasó a actuar en compañía del cantautor Marro y a integrar el dúo “Luana” junto al guitarrista Julio Guzmán, con mayores influencias blueseras, y con quien también compaginaba actuaciones con
“Los Caimanes”, la banda de blues del armonicista Luis Rico “Gato Ronco”.

Tras un micrófono, la primera sensación que transmite esta mujer es de libertad. Si algo define a Emi Gago, amén de su talento musical, es su afán de aprendizaje y el aura de absoluta libertad que la rodea. Cuanto más sola o aparentemente abatida, tanto más libre se muestra. Sin cadenas que la retengan, libre como el viento, pero siempre atenta a tender puentes a quien quiera escucharla o quiera ser por ella escuchado. Su objetivo es el de todo artista que se precie: el éxito que le permita vivir dignamente de su profesión pero, sobre todo, “llegar al corazón y al alma de los que me escuchan… con uno sólo en cada actuación me bastaría”, asegura con la ilusión y firmeza que pone en cuanto hace y dice, y se le iluminan esos brillantes ojos azules que atraviesan al que la contempla como dos puñales.

El texto dedicado a su pasado musical es breve porque lo verdaderamente importante empieza ahora, en su enorme y esperanzador futuro. Comencé esta reseña afirmando que el veneno y el perfume se ocultan en frascos pequeños porque Emi también lo es, pero sólo de estatura porque, amén, de preciosa (cualquier imagen suya basta para comprobarlo) y sexy, ella es enorme humana y musicalmente, lo que le permite desarrollar toda su garra cada vez que sube a un escenario y rozar el cielo cada vez que rasga con sus dedos las cuerdas de su inseparable guitarra, y elevar nuestros corazones con sus acordes y su voz llena de matices: suave y arisca, cálida y rota al mismo tiempo… como el perfume y el veneno.
( Por el escritor :Jose Manuel Iglesias Cervantes)

https://www.youtube.com/watch?v=j_qc04RvHok

https://www.youtube.com/watch?v=CXe_KxNyavU

https://www.youtube.com/watch?v=H2suKBZqtFI

https://www.youtube.com/watch?v=s8WDhS53QYQ

https://www.youtube.com/watch?v=x1DQXeU3CDc ( Acustico)

https://www.youtube.com/watch?v=1-mT8Gt_QmE

https://www.youtube.com/watch?v=2PiXeorvoyM


Leave a Reply

  • Details
  • Gallery
  • Tags
  • More